Fatiga mental, los olvidos que causa la bajada de estrógenos

Fatiga mental, los olvidos que causa la bajada de estrógenos

Vas al super sin lista de la compra y te olvidas de tres cosas. Estás en mitad de una conversación y de repente, tu mente hace click y desconectas. Te sientas a revisar tu correo frente al ordenador, te distraes y acabas levantándote sin haberlo hecho. Todas estas situaciones, tan comunes, suceden a muchas personas, por ejemplo, tras una comida copiosa, si están tomando medicamentos como por ejemplo los antihistamínicos, si están pasando por un día de jet lag… Pero, en la vida diaria de las mujeres, en la pubertad, el embarazo o alrededor de los 45, cuando entran en perimenopausia, estos episodios llamados de niebla o fatiga mental se explican por las alteraciones hormonales que sufre el organismo en esas etapas.

Lo primero que hay que saber es que no se trata de un diagnóstico médico oficial como tal, sino que es un síntoma causado por algo concreto.

Un estudio publicado por la revista Scientific Reports concluyó, tras escanear el cerebro de 161 mujeres de entre 40 y 65 años, que en las etapas de perimenopausia y menopausia, periodos ambos de enormes variaciones hormonales, se observaban cambios en los cerebros de las mujeres, incluso reducción de materia gris y materia blanca, aumento de las proteínas amiloides beta (asociadas con el Alzheimer) y bajada de los niveles de glucosa, la gran activadora de las células del cuerpo. Este mismo estudio analizó la función de los estrógenos, cuya  bajada es tan significativa en la menopausia. Los estrógenos son hormonas sexuales  y reproductivas, pero no es tan conocida su función reguladora del cerebro femenino. Los estrógenos animan a las neuronas a quemar glucosa y generar energía. Cuando bajan esos niveles de estrógenos, el cerebro ralentiza su actividad y las neuronas comienzan a oxidarse más rápidamente.

¿Soluciones? Las hay. En otro estudio reciente publicado por la revista Neurology se demostró que una mayor exposición a los estrógenos a lo largo de la vida (tener más embarazos, hacer terapia hormonal sustitutiva o tomar anticonceptivos orales), ayuda a paliar este deterioro cognitivo.

Con un detalle: las mujeres que además han sido madres varias veces, demuestran un mejor desarrollo de la memoria, la atención y la concentración. Por lo que, llegada la edad de la menopausia, el cerebro de estas mujeres madres, es más resiliente que el de las que no lo han sido. 

Así que esta incómoda fatiga mental puede mejorar claramente con terapia hormonal, pero también cuidando otros aspectos importantes que también redundaran en la salud general como:

- hacer ejercicio moderado (las mujeres sedentarias tienen el 30% más de probabilidades de tener demencia)

- practicar la dieta mediterránea (la más saludable para el cerebro),

- vigilar asuntos como la hipertensión (las mujeres que entre los 40 y los 50 tienen tensión alta, tienen un 70% más de posibilidades de desarrollar demencias),

- controlar los picos de estrés (para que no se genere tanto cortisol, relacionado con el encogimiento del cerebro y la mala memoria)

y no fumar 

Menogeneration




Regresar al blog