La menopausia tardía, ¿aumenta la longevidad?

La menopausia tardía, ¿aumenta la longevidad?


La mayoría de los mamíferos siguen siendo fértiles hasta el final de sus vidas; las únicas especies conocidas que experimentan la menopausia de forma natural son los humanos y algunas ballenas. Y, en recientísimos estudios del Dr. Langergraver, biólogo en la Universidad de Arizona, parece que también las chimpancés hembras, tal como se ha publicado en Science.


Para biólogos, bioquímicos y estudiosos de longevidad en general, la menopausia es desconcertante. La bajada de algunas hormonas durante la menopausia propicia importantes problemas de salud en las mujeres: aparece la osteoporosis, la falta de energía, los trastornos de sueño, el cambio del cuerpo, el metabolismo se hace más lento y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de deterioro cerebral. Pero lo cierto es que la esperanza de vida en las mujeres es mayor, pero no es menos cierto que su calidad de vida es notablemente peor que la de los hombres.


Según algunas investigaciones, los ovarios parecen tener bastante que ver en la longevidad femenina y en la calidad de vida durante esos años. Al nacer, cada ovario contiene alrededor de un millón de folículos con óvulos inmaduros. Pero la disminución de estos folículos es imparable. A los 15 años solo quedan unos 300 mil folículos. A los 40 años, la gran mayoría han desaparecido. Y a los 51, la edad promedio de la menopausia en Estados Unidos por ejemplo, prácticamente no queda ninguno.


Jennifer Garrison, miembro del Centro de Longevidad Reproductiva e Igualdad del Instituto Buck, en California, creada en 2018, estudia la longevidad femenina, y uno de sus estudios prioritarios es comprender por qué los ovarios parecen estar estrechamente relacionados con la salud y la longevidad. Desvelar estos misterios podría significar prolongar los años reproductivos de una persona, y posiblemente su vida, retrasando la menopausia. La Dra. Garrison afirma que "ese cóctel, esa orquesta de sustancias químicas que fabrican los ovarios, es verdaderamente importante para la salud en general. Cuando desaparece en la menopausia, tiene un efecto que empeora la calidad de vida y la salud de las mujeres". Además, parece que tener ovarios en funcionamiento durante más tiempo, trae beneficios para la longevidad.


A pesar de que la mitad de la población mundial experimenta el envejecimiento ovárico, sigue siendo un campo poco estudiado. Pero eso está empezando a cambiar.


Los investigadores han intentado muchas veces descifrar la relación entre la menopausia y el envejecimiento por aproximación: observando los efectos de la quimioterapia sobre la fertilidad, estudiando un tratamiento común de la menopausia que imita las hormonas femeninas o experimentando con ratones, que son sustitutos imperfectos de los humanos...

Un estudio con 16 mil mujeres descubrió que una menopausia más tardía aumentaba las probabilidades de vivir hasta los 90 años. Y aunque queda mucho por estudiar y descifrar, los ejemplos que nos brinda la naturaleza y los estudios de expertos,  parecen ir en ese sentido.

Regresar al blog