Razones de "peso" para controlar tus kilos de más sobre todo en el área abdominal

Razones de "peso" para controlar tus kilos de más sobre todo en el área abdominal

Una de los cambios que más cuesta asumir es la ganancia de peso en menopausia, el acúmulo de grasa en la zona abdominal, y lo mucho que cuesta quitarse los kilos de más. ¿Cómo es posible que comiendo como siempre engordemos cuándo antes no lo hacíamos? 


Es sencillo: el cuerpo, con su cambio hormonal de pérdida de estrógenos, nuestras hormonas protectoras, hace que quememos menos calorías haciendo lo mismo, que acumulemos más grasa especialmente en el abdomen y perdamos masa muscular. Eso, además del consiguiente fastidio estético y de cambio de imagen, tiene serios peligros asociados mucho más importantes y que conviene saber para no pasarnos de peso nunca y no dejar que acumulemos más de lo recomendable. Si tienes sobrepeso en menopausia especialmente centrado en la zona abdominal  toma nota porque:

* Tienen mayor riesgo de enfermedades crónicas. El aumento de peso durante la menopausia, especialmente en el área abdominal, está asociado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

* Aumenta el peligro de accidentes cardiovasculares. Durante la menopausia, los cambios hormonales pueden llevar a una redistribución de la grasa corporal, con una mayor acumulación de grasa en el abdomen.si el perímetro supera los 88.90 cms., ojo. Estás ante un factor de riesgo más elevado de sufrir ictus o infartos.

* Suben tus posibilidades de sufrir fracturas óseas. El exceso de peso es sin duda un tema que incide directamente en tu esqueleto. Tus huesos es posible que comiencen a fragilizarse, con lo que un exceso de carga en forma de peso, hará que seas más propensa a golpes y caídas y futuras fracturas. El exceso de grasa acumulada puede estar asociado con una disminución de la densidad mineral ósea, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis y fracturas óseas.


* Se podría acelerar el deterioro cognitivo. Una dieta rica en grasas y carbohidratos, además de ser causa de obesidad, provoca la acumulación y el depósito de lípidos o grasas, también a nivel cerebral, alterando el funcionamiento de las conexiones entre las neuronas, que es la lesión inicial que sucede en la Enfermedad de Alzheimer. En fases más avanzadas de la enfermedad, estas neuronas mueren, acelerando el deterioro cognitivo.

Regresar al blog